Rutina, normalidad, propósitos, nuevos retos, depresión post vacacional… Estas frases y expresiones llenan las primeras semanas de septiembre, pero nosotros más allá de buscar retos, que los tenemos, vamos a darte algunas pautas para empezar el curso cuidándote mucho y mimándote más. ¡La cosmética ecológica te puede ayudar en tu rutina! 

Hidrata tu cuerpo al máximo

Después de los meses de vacaciones, llenos de baños en mar, cloro y sol, la piel suele estar muy seca, deshidratada e incluso a simple vista cuarteada. Así que la hidratación aquí va a jugar a el papel más importante.

cosmética ecológica

Unsplash.com

Algunos ingredientes como el aceite de coco, el propóleo o la manteca de karité son los que van a ayudarte a recuperar tu piel. Lo ideal es optar por un gel suave o un jabón natural que no dañe el ph de tu dermis y luego una manteca o crema muy hidratante que vaya recuperando la piel y dándola elasticidad.

Crea una rutina nocturna que te relaje

Junto al cuidado de la piel, empieza a instaurar una rutina de belleza que nos ayude a desconectar y relajarnos por las noches. Añade a tu ducha nocturna algún jabón con olor a lavanda y, sobre todo, enciérrate en el baño y dedícate algunos minutos a lavarte la piel con cuidado, aplícate la crema con un ligero masaje en todo el rostro y disfruta de la sensación de cuidarte.

Jabones y bombas de baño naturales

Perfumes llenos de buen rollo 

Los perfumes son muy personales y pueden transmitir sensaciones completamente nuevas en cada persona, pero a grandes rasgos los perfumes cítricos dan buen rollo desde primera hora de la mañana. Además, es un momento genial para cambiar de colonia y buscar nuevos olores que nos acompañen en este arranque de año.

Crea un ritual semanal de bienestar

Coge tu agenda, sin excusas, y reserva 30minutos para darte un baño relajante, donde solo importe pensar estar en silencio y sentirte mejor. Da igual que sea lunes o viernes, este ratito semanal será tu ratito de auto cuidado que nunca debemos pasar por alto. En nuestra sección de baño tienes bombas, jabones de gelatina y todo lo que se te ocurra para ayudarte.