Si tuviera que elegir la pregunta más repetida en redes sociales y en la propia tienda, sin lugar a dudas, sería ¿cómo conseguir que los perfumes duren más?

Llegar a casa después de pasar todo el día fuera y seguir oliendo a perfume o dejar la ropa y respirar ese aroma es uno de los pequeños placeres de la vida.

Por este motivo, tenía que centrar una entrada en trucos y algunas nociones que te ayudarán a entender mejor el mundo de los perfumes.

¿Cómo guardar y conservar el perfume?

En primer lugar, comentar que en la L´Bboutique trabajamos con perfumes porque su concentración en esencias, en este caso naturales, es muy alta. En el caso de las aguas de colonias, el efecto dura menos porque su concentración es mucho menor.

perfumes

Aclarado este punto, debemos saber que la estación del año en este caso si importa y mucho. En verano sudamos mucho más y los perfumes tienen una menor duración. Si vamos a bajar a la playa, por ejemplo, siempre aconsejo los perfumes de cabello que son más suaves.

Al mismo tiempo, por su composición y volatilidad siempre es mejor conservarlos en un sitio sin luz y seco, así que olvídate de dejarlo en la repisa del baño o el coche. ¡Mucho cuidado con este punto!

cómo conseguir que los perfumes duren más

Trucos para que el perfume dure más hora en tu piel

  • ¡Piel hidratada! Como para todo tener la piel bonita hace que el perfume se fije mucho mejor. Por este motivo, lo ideal es usarlo después de tu crema hidratante habitual.
  • Aplicar el perfume al salir de la ducha, no esperar a estar vestidas y hacerlo antes de salir de casa. Por supuesto, nada de aplicarlo en la ropa, siempre en la piel.
  • Seguro que has escuchado hablar de las zonas calientes que son muñecas, cuello y detrás de la rodilla (si llevamos vestidos).
  • Los perfumes tiene una nota de salida que es muy importante, si al aplicarlo subimos la temperatura (al frotar las muñecas por ejemplo) perdemos esa salida y se reduce el efecto.
  • Aunque parezca una obviedad el sentido del olfato es muy adaptativo, así que en poco tiempo te acostumbras a ese aroma y lo percibes menos. Cuántas veces te han preguntando por tu perfume y tú ya ni lo olías.